Murcia ha sido este año, junto a Mallorca y Cantabria, uno de los destinos preferidos dentro del Programa de Ocio y Tiempo Libre que ofrece anualmente la Confederación Salud Mental España a personas con problemas de salud mental del movimiento asociativo y que cuenta con la financiación del Instituto de Mayores y Servicios Sociales, IMSERSO.

Los lugares escogidos, dentro de la Región de Murcia, han sido San Pedro del Pinatar y La Manga del Mar Menor, donde más de un centenar de personas ha disfrutado de unos días de vacaciones. Este año 2019 ha sido en el que mayor número de personas ha participado de este programa, en total, 1.156 personas, un 20,9% más que en 2018, que han viajado a 18 destinos distintos, culturales, de playa y de montaña.

 

Los destinos preferidos de los murcianos

Por su parte, las asociaciones que integran la Federación Salud Mental Región de Murcia también han participado en este programa. El destino preferido ha sido Palma de Mallorca, lugar al que han viajado 55 personas de las Asociaciones de Salud Mental de Yecla, Murcia y Noroeste. En Matalascañas, Huelva, pasaron sus vacaciones 42 personas de la Asociación Salud Mental Molina de Segura.

Uno de los destinos preferidos fue Cantabria, hasta donde se desplazaron 35 personas de las Asociaciones de Salud Mental de Águilas, Lorca, Bajo Guadalentín y Mar Menor. Las 20 personas más aventureras fueron las la Asociación Salud Mental Cartagena que viajaron hasta Las Palmas de Gran Canaria y los que menos kilómetros recorrieron fueron los 16 de la Asociación Salud Mental Cieza, que realizaron sus vacaciones en San Pedro del Pinatar.

Además, por primera vez, la Confederación Salud Mental España ha introducido novedades al programa con viajes para jóvenes a partir de 16 años, en los que ofrece actividades de multiaventura. Además de ser una oportunidad para desconectar y salir de la rutina, para muchas personas estos viajes son también una oportunidad de sentirse independientes, dueñas de sus propias decisiones y alejadas del paternalismo que en ocasiones puede darse en su entorno y que coarta su autonomía.

 

Beneficios del ocio y el tiempo libre para la salud

Dormir solo, relacionarse con otras personas, o montar en avión, por primera vez a los cuarenta años, son algunas de las experiencias que recuerdan con mayor importancia quienes han viajado con este programa. Sin duda, la autonomía y la oportunidad de relacionarse con otras personas son los dos aspectos más valorados por quienes viajan con este programa, que la Confederación lleva desarrollando 24 años.

La participación en actividades de ocio y disfrute de vacaciones es beneficiosa para cualquier persona, pero en el caso de las personas con problemas de salud mental se hace imprescindible. Poder disfrutar de unas vacaciones contribuye al aumento de su autoestima, reduce el aislamiento, perfecciona sus habilidades sociales y amplía sus relaciones, lo que repercute positivamente en la calidad de vida de las personas con problemas de salud mental, sus familiares y/o las personas con las que conviven.

 

Mayoría de participación masculina

Un 70% de las personas que se han inscrito este año a los viajes son hombres, frente a un 30% de mujeres. Desde el Área de Proyectos y Estudios de Salud Mental España destacan que “el perfil de persona que se inscribe mayoritariamente a estos viajes es hombre, de 46 a 64 años, aunque en esta edición de 2019 se ha percibido un ligero incremento de varones entre 30 y 45 años, que podría relacionarse con la oferta de las nuevas actividades de multiaventura y relacionadas con el deporte”.

En cuanto al porcentaje de mujeres que se benefician del programa, desde esta misma Área inciden que “es reflejo de una menor participación de la mujer en la vida y las actividades asociativas, en general, mientras que mantiene el papel de cuidados, lo que le dificulta hacer estas escapadas”.

 

Programa de Ocio y Tiempo Libre

El objetivo del programa es facilitar a las personas con discapacidad por causa de trastorno mental el acceso a los bienes de ocio, cultura y naturaleza, bajo condiciones de normalización, a través de la participación en viajes y estancias de vacaciones a diversos destinos del Estado español característicos por su interés turístico.

Los destinos incluyen playa, montaña y turismo rural y urbano en numerosos puntos de la geografía española. Los viajes duran entre 5 y 7 días, utilizándose instalaciones hoteleras y transporte colectivo de manera normalizada (bus, avión, tren, etc.).

Las entidades de la red Salud Mental España difunden, animan, coordinan y tramitan localmente la participación de las personas con trastorno mental en el Programa de Vacaciones de la Confederación, que recibe la financiación del IMSERSO. Los requisitos para participar en este programa es ser mayor de 16 años y tener una discapacidad reconocida a partir del 33%.

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn